lunes, 16 de marzo de 2009

Valera Vale

De Valera extrano todo lo contrario de New York. En Valera la humedad es poca, pero el verde es infinito. La ceguera mental de nosotros los valeranos no nos deja ver lo intenso de las colinas, el verdor que escandila que nos rodea a diario. Hay tanto que ver si solo levantaramos la cara al poniente de nuestra ciudad...Yo tampoco lo vi hasta que me fui.

De Valera extrano a ese hervidero de sabores, olores y colores que es el Mercado Municipal. Ese es un lugar que tiene tanto qué decir y nadie lo mira por lo que es. Extrano el sol de los sábados, que por alguna razón quema más que el de cualquier otro día de la semana.

Después de irme fue que mi cuenta de lo buena, tranquila y servicial que es nuestra metrópolis, pero claro, uno no encuentra a Dios hasta que lo abandona. Hay cosas malas en Valera ( y entre ellas estamos nosotros, los valeranos, que no queremos ver la belleza que nos rodea ) pero también hay esperanza y luces. Valera vale: Solo hay que saber tasar su valor.

Si pueden, escuchen la banda sonora de la película Delhi-6.

Adieux

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores